Castella se lleva la única oreja de la tarde

Por: Arturo Abiaca / Licenciatura JRF

Sebastian Castella fue el triunfador de la corrida número ocho de la temporada Grande de la Monumental Plaza México.  El galo,  se llevó la única oreja de la tarde con su primer toro. Los alternantes del cartel fueron Eulalio López “El Zotoluco”, Diego Silveti y el rejoneador Jorge Hernández. La ganadería presente fue la de Xajay.

 

Castella que lució sobre el ruedo de La México, sigue confirmando el gran momento que cruza. Su toreo aguerrido lo consolidad cada vez más. Esta tarde quedó demostrado, al ser el triunfador con el único apéndice otorgado. El matador francés lidió a Tres Décadas de 490 kg. un astado de buena presentación, pero de bastantes dificultades, cosa que no impidió que Sebastián hiciera lucir con el capote  primero con pases de “chicuelinas” y “verónicas”, mostrando calidad en los quites,  y ya  con la muleta pasees naturales de gran manufactura.

 

El toro que fue falto de bravuera y algo estático, permitió un toreo lento y tenue para Castella que culminó el tercio de muerte con buena estocada que fue el pase para el triunfo. Una oreja el resultado y petición en el público para una segunda que no le fue concedida. En su segundo turno, lidió a “Consentido” tuvo mayores complicaciones, ya que el toro no embestía del todo bien y no le jugó a favor al torero. Sus pases lentos y por ambos lados, rescataron su turno, aunque escuchó un aviso, no fue argumento para desmeritar lo hecho por Castella.

 

Los demás alternantes fueron Eulalio López “El Zotoluco” que en sus dos turnos, volvió a mostrar la calidad que ha tenido durante varios años, con pases naturales muy vistosos, pero esta no fue la tarde de Eulalio, ya que su peor momento lo vivió con la espada al pincha en varias ocasiones con sus dos toros, dejando una actuación a medias.

 

El otro  matador a pie fue Diego Silveti, para Diego su lote no le ayudó del todo, quizá fueron los toros más difíciles y pocos bravos. Pocas embestidas que le permitía lucir pases y alzar la faena. En su primer turno, realizó algunos quites de calidad que después de matar en los tendido se hizo petición de oreja, pero el juez no la concedió, pero el público lo hizo saltar al ruedo para el reconocimiento.

 

En esta tarde, también se disfrutó de rejoneo, ya que Jorge Hernández se presentó, con buenas cosas, ante “Oro negro”, que quizá no fue el adecuado para seguir a los caballos, pero si para que el Potosino, mostrara a su cuadrilla y calidad. Los dos primeros tercios fueron de gran nivel, pero el rejón de muerte no tuvo los resultados de triunfo. Dos intentos, se necesitaron para darle muerte al toro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.