La ley del ex… nunca falla

Por: Nicolás Benavides

284A6CB4-004F-4FFF-B73D-BF080CC24B2F.png

Mohamed Salah propinó a la Roma la famosa ley del ex, el delantero egipcio continúa imparable y fue la pieza clave del Liverpool para ganar 5-2 el primer duelo en la semifinal de la Champions League. Salah anotó los dos primeros goles del partido, se disculpó por su pasado en la “Loba” y en el segundo tiempo asistió las tres anotaciones de sus compañeros.

Los pronósticos apuntaban a que el Liverpool era favorito pero no de una manera tan abismal. Sin duda, este partido es un duro golpe para la Roma, lo que empezó como la resurrección de un equipo que venció al Barcelona con corazón, terminó en una paliza sin sabor para los aficionados ‘Giallorossi’. Desde el minuto uno hasta el final, el Liverpool dominó la pelota y por ende, las acciones, al 18′ Lovren tuvo la primera clara del partido de cabeza que pasó muy cerca del marco de Allison.

Salah ya daba señales de su actuar en el partido, le dio los ritmos que su equipo requería y filtró balones importantes para Mané y Roberto Firmino. Al 35′, el atacante egipcio decretó el primero de zurda al ángulo izquierdo de la portería y diez minutos después, repitió lo dosis picando el balón por encima del guardameta brasileño Allison.

Mané no había tenido suerte en la portería, en el primer tiempo falló dos opciones frente al arquero, una la mandó por arriba y la otra la voló a la tribuna. Al 56′ pudo celebrar su ansiado gol y cinco minutos después fue el turno para Firmino gracias a un desborde magistral de Salah sobre Alexander Kolarov, un espectador más en Anfield. Finalmente, el delantero brasileño volvió a marcar, ahora desde el Córner cobrado por Salah y definido correctamente de cabeza por Firmino.

Al minuto 72, el Estadio del Liverpool se paró para ovacionar la actuación de su jugador estrella: Mohamed Salah. Sin duda este jugador va a estar entre los tres finalistas al galardón por el Balón de Oro, el premio que acredita al ganador como el mejor futbolista del mundo. Poco después, la Roma despertó, primero Edin Dzeko con un fuerte remate de zurda a primer palo desde la banda izquierda y luego Diego Perotti al minuto 85 por la via del penal.

Para que el equipo de Di Franceso avance a la final de la Champions League, necesita repetir exactamente la misma dosis que le aplicó al Barcelona en los cuartos: tres goles a favor en casa y no recibir ninguno.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s