Lobos, descenso y peligro de nunca volver

Redacción.

El sueño duró un año. Lobos no pudo sostenerlo más. Ahora el equipo de la Angelópolis tendrá que penar en una división que se ha tragado, por igual, a clubes de abolengo, que efímeras franquicias que se arriesgaron en el camino del futbol.

El problema no es bajar a la división de ascenso, sino intentar volver y sobre todo no desaparecer.

Jaguares de Chiapas fue el condenado en la campaña 2016-2017, un año antes se fue Dorados de Sinaloa, en 2015 el turno fue para la U de G, y antes, en el 2014, Atlante, un histórico del futbol nacional sucumbió.

Ninguno de ellos pudo estar de vuelta, y sólo la Universidad de Guadalajara tiene hoy alguna posibilidad de volver al máximo circuito.

Para Lobos, el sueño de su primer torno y aquel décimo puesto que por poco le alcanza para meterse a la Liguilla, fue sólo eso, un sueño con un abrupto despertar en el Clausura 2018 en el que sólo ha sumado nueve puntos. Porque con dos triunfos y tres empates nadie puede sostenerse en la Liga MX, sobre todo, si como Lobos, es el recién descendido.

Así que el adiós en Puebla, ante los camoteros, es más que un simple adiós, porque puede convertirse en un hasta nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s