Liguilla de alta tensión: ¿Y el arbitraje?

Por: Nicolás Benavides.

6F2A5CE5-2DBF-43F2-BFAF-547E2743A47C
Luego de los desastrosos trabajos arbitrales en la mayoría de los partidos de cuartos de final, no hay lugar para más fallas en Semifinales. El fútbol mexicano merece un mejor arbitraje digno de Liguilla. La afición está cansada de ver como perjudican a su equipo, un ejemplo claro: Pumas. El propio Miguel Herrera admitió en conferencia de prensa al terminar el compromiso de vuelta en el Estadio Azteca, que el primer penalti señalado en C.U por Luis Enríque Santander nunca existió.

Además de Santander, que es considerado un “rufián” por la afición ‘Universitaria’, el colegiado Marco Antonio Ortiz fue el encargado de impartir justicia en el Coloso de Santa Úrsula ante un complicado panorama para la escuadra de David Patiño. Apenas al minuto 19 fue expulsado Marcelo Díaz por decirle al árbitro: “¿Quieres ser el protagonista del partido o qué?” acción que le costó la segunda amarilla del partido.

Los ‘auriazules’ se mostraron enfadados con la mediocridad arbitral, incluso Alejandro Arribas se tomó la tarea de recordar algunos partidos como frente a Querétaro, donde recibió una dura entrada que por poco le fractura la nariz y ni falta de sancionó. Otro compromiso polémico fue el de Tigres contra Santos en el Universitario, el árbitro encargado fue Diego Montaño, 12 juegos dirigidos en el torneo.

No fue todo, en la serie entre Santos y Tigres, el árbitro no sancionó un penalti claro a Djaniny Tavares en los primeros minutos, como tampoco a Jurgen Damm. Sin embargo, si decretó una pena máxima inexistente a favor de los Tigres por una mano de Gerardo Alcoba que derivó de un rebote, fue totalmente involuntaria y le costó el 2-0 a los ‘albiverdes’. Los analistas calificaron el trabajo de Montaño como nervioso e inseguro.

Fernando Guerrero fue el personaje más aceptable en los cuartos de final. El juez presenció la visita de Tijuana a Monterrey y realizó un buen trabajo, concediendo la Ley de la Ventaja de manera correcta y dándole fluidez al juego. Lo mismo ocurrió en Michoacán cuando Morelia empató a dos goles frente al Toluca, el mediador Jorge Antonio Pérez Durán fue correcto con las tarjetas amarillas, tiempo de reposición y tuvo criterio suficiente a la hora de dictaminar.

El Señor Arturo Brizio, Presidente de la Comisión Arbitral, deberá reforzar más la preparación de sus colegiados. Es necesario poner orden y alejar la polémica del futbol, evitar que el arbitraje predomine en el protagonismo del partido y sólo así, la afición podrá gozar de un deporte limpio y justo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.