Pretextos y peros, los peores males que Mohamed dejó en Rayados.

Redacción JRF

D17D1E3D-1F22-4D9D-BC8B-BAE6D59166E2.jpeg

Pretextos, excusas y peros. Así cerró Antonio Mohamed su etapa de tres años como técnico de Monterrey sin haber podido ganar un título de Liga, y en cambio sí haber perdido dos finales en casa.

Porque si hay algo que le faltó a Mohamed en muchos de los momentos críticos de su gestión en Monterrey fue autocrítica.

El timonel argentino siempre encontraba la forma de señalar al árbitro, al rival que se le encerraba, los pocos días entre duelo y duelo en competencia; pero pocas veces asumía las fallas en el funcionamiento de su equipo.

Eso sí, quizá el lastre más pesado con el que tuvo que cargar y del cual no se iba a recuperar fue la final que perdió el semestre anterior ante Tigres en el estadio rayado. Un golpe devastador en la moral de un equipo que, pese a la calificación a la Liguilla, nunca recuperó.

Qué logró Mohamed en tres años con Monterrey, apenas levantar una Copa MX; demasiado poco para un equipo que ostentó la segunda nómina más cara de todo el futbol mexicano.

Al final, pretextos y peros fueron el común denominador de el Turco, quien literalmente vendió humo en su paso por Rayados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s