Triste despedida cementera del Azul

Nicolás Benavides

213BDBA4-9834-4760-96F5-2BAB0102BD63
No es la mejor manera de despedir a un estadio plagado de historia, el Azul tiene su demolición preparada en los primeros días de julio y queda un sabor de boca más que amargo en los aficionados, pues no es el mejor final del Cruz Azul, que nuevamente se despide de un torneo con un pésimo futbol, sin Liguilla y tomando con poca seriedad las expectativas de la hinchada.

En 1946, el estadio Azul se inauguró como: “Estadio Ciudad de los Deportes”, un inmueble que albergó principalmente compromisos de futbol americano. El primer partido de fútbol lo disputó Veracruz y como invitado especial el Racing de Avellaneda en ese mismo año, en aquella ocasión, el ‘Tiburón’ salió victorioso por 2-1. Además, la NFL llegó por primera vez a México en 1978 y se adecuó este escenario para recibir a las Águilas de Philadelphia y los Santos de Nueva Orleans.

Fue considerado el “Estadio de la suerte” por algunos especialistas, periodistas o fanáticos porque en el mismo año de su estreno fue campeón el Atlante de la Primera División. Actualmente hay quien cree que el Azul es un lugar ‘maldito’, lastimosamente el calificativo recae en una construcción en el afán de encontrar culpables a la frustrante situación de un equipo sin batuta directiva.

Fue sede de equipos como América (1947-1955) y Necaxa (1950-1955), en 1983 fue nombrado oficialmente: Estadio Azulgrana, nueva sede del Atlante. Los ‘Potros de Hierro’ volvieron a festejar un título de Liga, no en su primer año de regreso al Estadio pero si en la temporada 1992-93. Tres años más tarde, Atlante se marchó de su sede para refugiarse en el Estadio Azteca por intereses de su propietario Alejandro Burillo Azcárraga.

El 10 de agosto de 1996 llegó el equipo ‘grande’ del fútbol mexicano, se le cambió el nombre por tercera vez al inmueble y fue llamado “Estadio Azul”, casa oficial del Cruz Azul. El escenario nunca pudo ver campeón a su equipo en Liga, los ‘celestes’ obtuvieron su último título en el Invierno 1997 pero fuera de casa, exactamente en Guanajuato frente a León. Pero si contamos los sub-campeonatos nos remitimos a 1999 ante Pachuca; 2008 contra Santos; mismo año ante Toluca; 2009 frente a Monterrey y la más dolorosa y recordada por los hinchas: Clausura 2013 contra el América.

Billy Álvarez, Presidente del Club, invitó a los aficionados a apoyar al equipo en su último partido frente a Morelia este sábado en el Azul. Espera que asistan entre 27 y 30 mil personas, solo resta esperar qué tan dispuesta está una afición triste y decepcionada. Cruz Azul está en la posición 14 de la tabla general y enfrenta a los ‘michoacanos’ que no tendrán ningún reparo en ridiculizar aún más a Cruz Azul en su despedida en caso de perder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s